12 de octubre de 2017

Las primeras arquitectas cinematográficas

En la anterior entrada hablaba de las primeras escenógrafas cinematográficas. En estos días estoy actualizando la lista de las películas en que aparece un personaje que figura ser arquitecto, uno de los temas de mi libro La imagen supuesta, cuya filmografía está recogida en una de las primeras entradas de este blog, y me ha parecido interesante buscar aquellas en que ese personaje sea una arquitecta.
Una de las primeras es una película francesa que se estrenó en Estados Unidos con el título A Modern Architect el 14 de febrero de 1913, según una sinopsis publicada en la revista Moving Picture WorldArabella es una arquitecta que tiene problemas para construir su propia casa. Al final cuando ya la tiene acabada, organiza una fiesta e invita a tanta gente que el edificio se derrumba. Como se ve el comienzo cinematográfico de las mujeres en el mundo de la arquitectura no puede ser peor.
La siguiente arquitecta aparece en Dr. Monica, una película estadounidense, dirigida por William Keighley en 1934, y su nombre es Anna Littlefield, interpretada por la actriz Verree Teasdale, le diseña y construye una clínica a una amiga suya que es ginecóloga, su papel es secundario en el argumento.
Tres años después una arquitecta ya es la protagonista de una película, de Quien conquista es la mujer (Woman Chases Man), dirigida por John G. Blystone donde la arquitecta Virgina Travis, interpretada por Miriam Hopkins, para realizar un proyecto ha de convencer a un millonario diciéndole: «Ya sé lo que piensa que soy una chica, seguro que es eso» y sin pausa le lanza un alegato poco habitual para la época: «Tengo el valor de un hombre y ataco como un hombre, durante siete años he estudiado como un hombre, he investigado como un hombre y no hay nada femenino en mi mente. Hace siete años renuncié a un compromiso serio con un señor mayor porque elegí tener una carrera práctica, le abandoné a la puerta de la iglesia para convertirme en arquitecto y hoy en día estoy preparada y él está muerto». Al final la arquitecta se convertirá en la esposa del millonario.
Respecto a España, el panorama es muy desalentador. Por el momento sólo he encontrado cuatro personajes que sean arquitectas en otras tantas películas, todas estrenadas en este siglo y la primera es Andrea, Interpretada por Bárbara Lennie, en Todas las canciones hablan de mí, dirigida por Jonás Trueba en 2010. Esperemos que los cineastas de nuestro país encuentren tramas adecuadas para que sus protagonistas sean mujeres que ejercen la arquitectura.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails